Alimenta correctamente tu cuerpo (II) 🍎🥗

¡Buenos días!

¿Crees que sabes como alimentarte? ¿Pero alimentarte bien? ¿Estas seguro?

Hoy te traemos la muy esperada segunda entrega de los artículos sobre nutrición de nuestra monitora Mónica. Esperamos que te estén siendo de utilidad durante estos días de confinamiento en los que tenemos que tener nuestra salud más presente que nunca, y no debemos olvidar de cuidarnos lo máximo posible.

Recuerda que, si no has leído la primera parte, puedes hacerlo en este enlace 🔗. Estate atento a los próximos días para la siguiente parte de esta serie, ¡no te la querrás perder! 👀

Y, sin más dilación, te dejamos con Mónica…

Todos hemos oído en alguna ocasión que debemos tener una dieta equilibrada y variada. Es la clave para que no nos falte nada, ni tengamos exceso de nada. La clave está en encontrar el equilibrio entre estas dos cosas.

Tanto el déficit de nutrientes como su exceso tienen consecuencias negativas para nuestra salud. En los últimos años, la nutrición se ha enfocado en que no nos falten vitaminas, minerales, proteínas..; y es cierto que son necesarios para estar sano. Pero es igual de importante eliminar o reducir aquellos alimentos que nos están aportando un elevado contenido de calorías, azúcares simples, grasas trans y proteína animal.

Pero, ¿qué es una dieta equilibrada y variada? ¿se trata simplemente de comer de todo?

Según la SENC (Sociedad Española de Nutrición Comunitaria), estas son las recomendaciones generales para la población adulta española:

– lácteos: 2-3 raciones/día (2 yogures, 1 taza de leche, 3 lonchas de queso o una porción individual de queso fresco sería el equivalente a 1 ración)

– pan, pasta, arroz, harinas, cereales integrales, patatas: según el grado de actividad física que realices. En general, serían 4-6 raciones/día. 3-4 rebanadas de pan, 1 plato de arroz o 1 patata grande equivaldría a 1 ración.

– verduras y hortalizas: 2-3 raciones/día. Por ejemplo, un plato de ensalada o de verdura cocinada, 1 tomate grande o 2 zanahorias, equivaldría a 1 ración.

– frutas: 2-3 raciones/día. Siempre deberían ser 5 raciones en total al sumar las verduras y las frutas. Una ración sería una pieza de fruta mediana, 1 taza de fresas o cerezas, o 2 rodajas de melón.

– aceite de oliva: 2-3 raciones/día. Una ración sería 1 cucharada sopera.

– frutos secos: según el grado de actividad física. Entre 3 y 7 raciones a la semana. Cada ración sería un puñado pequeño de almendras, avellanas etc.

– alimentos proteicos (pescados y mariscos, legumbres, carnes magras y aves, y huevos): 1-3 raciones al día. Es muy importante alternarlos a lo largo de la semana. Por ejemplo: el lunes comer huevos, el martes pescado, el miércoles carne, el jueves legumbres… El equivalente a una ración sería 1 plato normal de lentejas/alubias/garbanzos, 1 filete pequeño de pescado o carne, un cuarto de pollo, 1 huevo…

– consumo opcional, ocasional o moderado: embutidos, carnes grasas, dulces, snacks, refrescos, margarina, mantequilla, bollería, vino, cerveza…Cuanto más los evitemos, mejor.

– agua: en general se recomienda 4-6 vasos/día. Pero siempre adaptado al ejercicio físico que realicemos, la estación en la que estemos, si somos hombre o mujer etc. Si nos cuesta llegar a esa cantidad, podemos incluir infusiones, caldos, limonada casera…

Aprovecha ahora que tienes tiempo para analizar tu dieta y comprobar si se ajusta a estas recomendaciones. Coge papel y boli y anota qué cambios quieres hacer.

Espero que descubras lo fácil que es ponerlo en práctica.

¡Un abrazo! Mónica V.

Como siempre, cuéntanos qué te ha parecido en los comentarios, o compártelo con nosotros en Instagram (@studiopilatesjyr). 📷 Recuerda que, si además de aprender quieres entrenar, tienes muchos vídeos de entrenamiento y Pilates en nuestro canal de Youtube. 📺

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *